diumenge, 30 de desembre de 2007

Froilan desde Berlin

Froilan os escribe desde Berlin.Esta ciudad es muy peculiar e interesante.Anoche , tras la visita a una casa Okupa que hacia las funciones de bareto nos metimos en una carpa donde nos sorprendieron con una version en directo , guitarra acustica en mano , del "I just want to make love to you".Y por si eso fuera poco,olvidando el viaje agotador que llevabamos a cuestas , terminamos la noche en casa de un amigo de un amigo Alemamn .Aquello no parecia una casa , la gente salia de las paredes , se multiplican.Una habitacion convertida en una autentica pista de baile que yo rebautice como laboratorio de experimentos: Que manera de moverse bajo la musica trance tecno progresiva en directo de un dj con su tabla de mezcla.Un verdadera epilepsia colectiva diria yo.
Asi que hoy hemos amanecido algo perjudicados con frio en nuestros cuerpos humanos pero dispuestos a hacer ese "brunch" que llaman aqui a la union del desayuno y la comida.Tras el mismo , nuestro primer paseo por la ciudad. Impactante la escultura de una madre con su hijo muerto en brazos dedicada a todos los que , de alguna manera u otra , sufrieron la segunda guerra mundial ( "conmemoracion a los que no doblegaron su conciencia , conmemoracion a los que muerieron por ser debiles , a las madres que perdieron a sus hijos."...).
Impresionante tambien la ventana blanca en el suelo que te precipita hacia una biblioteca vacia recordando la quema de libros y dejando en mi memoria la frase inscrita : Donde hoy se queman libros , un dia se quemaran los hombres.
El dia como veis ha estado lleno de frases.La ultima : Todo el arte ha sido alguna vez contenporaneo ( en luces rojas a la entrada de un gran museo).

Por cierto , con este teclado aleman no he podido encontrar los acentos, asi que perdonad la herejia ortografia

1 comentari:

Juanra ha dit...

No perdéis el tiempo, eh?
Baretos okupas, cantautores urbanos, raves caseras... quién dijo que los alemanes eran aburridos?...
Yo voy a montar mi propia rave en mi casa, con mis amigos okupas
No os atragantéis con las uvas (o las kartofen)