dijous, 22 de novembre de 2007

L'autèntica dansa contemporània


Dissabte passat vam anar a la Plaça Lope de Vega. Hi ballava la nostra Amparo en companyia de la Companyia (valga la redundància) La Coja Dansa. Malgrat el fred que feia a la intempèrie, vam assistir a una interessant representació dins el I Festival Intempèries de Dansa a València (avui estic redundant, deu ser l'influx de la lluna). El moviment del cos acompanyat de la música, tot allò que el gest expressa, la força del grup i la de cada membre que el conforma... Tota una experiència enmig del carrer que a continuació us mostrem en format vídeo i que ens ha deixat a tots i a totes sorpresos i sorpreses, a més de refredats i refredades. Danzad, danzad, malditos!!!


Amparo es veu poc a les imatges però us assegure que en directe, la nostra companya té molta, molta força.

3 comentaris:

Juanra ha dit...

Begonya, ets una reportera professional: amb video al youtube i tot!
La foto demuestra que Amparo se dejó la piel rebozándose por el suelo de la plaza Lope de Vega.
Ahora me pongo intelectual (con pipa y foulard incluidos) y resumo mis impresiones: el espectáculo "Territorios" ofrecido por la compañia La coja dansa es una performance psicodélica que explota al máximo las posibilidades expresivas del cuerpo mediante movimientos extremos de las extremidades y el desplazamiento aparentemente caótico de una calculada multitud por el escenario urbano. Su simbología es abierta y se presta a multitud de interpretaciones, pero parece claro que la reflexión gira en toprno a los espacios (urbanos), los "territorios". Ahora termino divagando (con mirada perdida al infinito): en la coreografía podemos observar los desplazamientos nerviosos de la multitud exacerbadamente individualista en la gran ciudad, la competencia feroz por ocupar un lugar en propiedad (metafóricamente aplicable al prohibitivo precio de la vivienda), los intentos de armonizar los movimientos del grupo cual bancos de peces nadando al unísono...Todo ello acompasado por los punteados lisérgicos de una guitarra al más puro estilo Pink Floyd y por múltiples efectos psicodélicos. En algunos instantes, crei viajar al NY de 1967, creí estar estirado en un un diván de la Factoría de Andy Warhol, presenciando el mítico espectáculo "Exploding Plastic Inevitable", delirando al exponer mis tímpanos a las desgarradoras melodías de la Velvet Underground y flipando al entrever las frenéticas brazadas de Gerard Malanga...
arf, arf, arf!!! Hala!, ahí queda eso.

Amparanoia ha dit...

Efectivamente compañeros , "Territorio" :marca posiciones , establece rivalidades , refleja el caos perpetuo en el que vivimos.
Es un reflejo más de nuestra vida , que al mismo tiempo que nos otorga un lugar , con la misma rapidez , nos lo arrebata.Y no solamente un lugar , también una mirada , un abrazo o hasta un suspiro.
Miles de miradas se clavaban en nuestros cuerpos rotos y fríos.Nos rodearon , nos acorralaron , para dejarnos , al final , yacer inertes en el suelo.
Y hasta aquí puedo leer.Los comentarios os los dejo a vosotros.Gracias por el artículo begoña , me ha encantado .Y qué decir de las reflexiones de Juanra (ya te estoy buscando mote).

psicoenredos ha dit...

El post y los comentarios lo describen maravillosamente, pero a Amparo hay que verla en acción!!! Aunque llegué un pelín tarde tuve ocasión de verla y fue impresionante, como dice Begoña "toda una experiencia". La próxima vez me pido primer!!! ¡¡Enhorabuena Amparo!!
mábel