divendres, 23 de juliol de 2010

GRACIAS

Hoy 23 de Julio hace exactamente seis años que aprobé la oposición. Hoy hace cuatro años que me destinaron con una Comisión de servicios a Villar del Arzobispo.
Digamos que entré con mal pie, mi llegada fue ruidosa. Mi salida ha sido todo lo contrario , silenciosa y discreta.
Cuando pienso en el día que llegué a este centro,  me siento una chiquilla ( profesional y personalmente).
El primer año me limité a observar, a callar , a aprender…hasta el punto que pasados los meses ,una compañera –Carmen Rey – me dijo : “Me gustas más así”. Empezaba a ser yo.
Pronto llegó mi primera responsabilidad en el centro: el viaje de fin de curso con 4 eso. Roma- Salou. Ni me lo pensé. Todavía recuerdo cómo le curaba a Javi un quemazo en la espalda ante las risas de su colega Valeriano, cómo bailaba con Regina y Judit en el pódium , cómo me recitaba Juan “ con cien cañones por banda” y cómo Fernando me hablaba de su hija.
Otra novedad de este centro fue “la rueda de coche . ¿Qué es esto? –pensé. ¡Lo que mareé a Nacho con que si me apunto con que si no¡¡¡¡. Al final accedí y sin duda me llevo grandes momentos de ésta: Las conversaciones de Carmen Rey a dos manos , el frenazo de Inma ( con chillido de Chelo incluido ) , las canciones que Chelo le dedicaba a Jesús y las que él cantaba en los adelantamientos agresivos de Diego : “Soy el novio de la muerte”…
Me gustó y decidí quedarme. El segundo año pude realizar actividades que siempre había querido hacer : organizar un teatro con los alumnos , hacer un taller de relajación…
Empecé a conocer mejor a algunos compañeros .Viajaba y hablaba mucho con una tal Begonya. Fumaba y hablaba mucho con un tal Juan Ramón. Y un chico muy alto y muy grande interrumpió mi clase con un mensajero para darme un papelito que decía: “Toca la puerta del despacho de Inglés y di soy Whitney Houston”. Era un tal José Manuel. Otro chico con aspecto de rockero nos abría las puertas de su chalet y dos chicas que parecían una nos invitaban a sus exposiciones …
Y entonces …salté al escenario. El primer festival de fin de curso. El broche final a un gran año.
Me seguía gustando y decidí quedarme un año más.
Pero esta vez se me planteaba un gran reto: INTEGRA. Cuando preguntaron en aquel claustro quién estaría dispuesto a asumirlo pensé: Aquí hay algo que hacer. No me equivoqué.
El tercer año fue el más duro de todos, pero también el que más aprendí .Mi situación personal era delicada y me aferré al trabajo y a muchos de mis compañeros que ya eran AMIGOS. Volví al escenario. Y volví a plantearme querer continuar.
En Septiembre del año pasado las cosas se pusieron difíciles y la Comisión se hizo la remolona más de la cuenta. Empecé a sospechar que era el último año. No me equivocaba.
En Junio de este año me retiraba de los escenarios por causas mayores, no podía estar en el festival de fin de curso . No me despedí, simplemente me marché.
Hoy puedo decir que se cierra una etapa, pero se abre otra. Siempre me planteo los cambios como algo positivo porque significan seguir caminando, seguir creciendo, seguir aprendiendo. Hoy echo la vista a atrás y solamente tengo buenos recuerdos y anécdotas divertidas : la risa contagiosa de Sophie , el acento de Alain , la afición futbolera de Laura , la voltereta lateral de Angels , las grandes frases de Jesús , los andares de Emilio , la sonrisa de Chelo , las miradas de Bonilla , los cafés de Maruja , el baile de Marcos , la salsa de Miguel , los vestidos de Eugenia , la organización de Mabel , el “totalmente “ de Lola , los pastelitos de Nuria , las dormidas de rueda con Diana , mis cigarros con Juan Ramón , mis locuras con José Manuel y mis conversaciones con Begonya ( te acuerdas el día que contándote mi vida te llevé hasta mi portal???). ..
Son demasiados recuerdos para escribirlos .No me gustan la despedidas. Así que esto NO es una despedida. Solamente es una forma de deciros GRACIAS ¡¡¡¡¡

2 comentaris:

Laura Baquero ha dit...

Amparo, ha sido un auténtico placer contar contigo estos años. Cuando te tuve como compañera de Lengua empecé a conocerte (me encantó tu pasado castellano-manchego, como el mío), y después fui descubriendo algunas de tus cualidades, como tu sentido del humor, tu implicación en extraescolares y programas especiales... Supongo que ahora te apetece volver a las oraciones subordinadas o a Cervantes, y te deseo toda la suerte del mundo aunque no la necesitas. Ojalá sigas contagiando tu alegría, y espero que algún día nos reencontremos (el mundo es un pañuelo, ya sabes). Hasta siempre.

boni ha dit...

BUENO NIÑA YA CONTARÁS DEL NUEVO INSTI, CON DIRECTOR INCLUIDO FAN DE ALMODOVAR, MUCHA SUERTE.