divendres, 13 de març de 2009

Solidaridad con Jose Luis Santiago

Se ve que el sector de la educación no es como el de justicia. Se expedienta a un juez, y se va a la huelga (aunque sea por alguna razón más). Aquí se expedienta a un director, y no pasa nada.

¿Dónde queda aquella amenaza de que si se expedientaba a un profesor por EpC se iba a la huelga? ¿Dónde están las movilizaciones de los sindicatos? Claro, es que esto no es por EpC. Que no hubiera colgado la foto.
Todos nos quejamos en petit comité, pero cuando hay que hacer algo, miramos a otro lado. Al final nadie quiere mojarse. Así nos va.