diumenge, 23 d’octubre de 2011

La educación no es un producto, es un derecho